- Este es un blog meramente informativo, no de descargas (lo cual es ilegal). Los textos de todas las entradas (Citas, sinopsis y críticas) han sido redactados por un servidor, tras duras horas de trabajo.
No concedo permiso para reproducirlos en otros blogs. Ya he encontrado casos en los que han sido plagiados sin mi autorización, y no duraré en seguir tomando
las acciones pertinentes en dichos casos.

- Los comentarios están activados para dar la bienvenida a vuestras críticas sobre las películas, siempre que se respeten las opiniones ajenas. Esto quiere decir que no acepto críticas hacia otras opiniones ni faltas de respeto. Tampoco permito "links" en los comentarios. Cualquier comentario que no siga esa directriz será ignorado y eliminado.

jueves, 15 de enero de 2009

PINK NARCISSUS

TITULO ORIGINAL
Pink Narcissus
AÑO DE ESTRENO
1971
DIRECTOR
James Bidgood
PRODUCTOR
James Bidgood
GUION
James Bidgood
REPARTO
Bobby Kendall, Don Brooks, Charles Ludlam
CINEMATOGRAFÍA
James Bidgood
BANDA SONORA
Gary Goch, Martin Jay Sadoff
VESTUARIO
James Bidgood
PAÍS DE ORIGEN
Estados Unidos
DISTRIBUIDA POR:
Sherpix Inc.
DURACIÓN
71 minutos
 
SINOPSIS
La película narra visualmente como un joven (Bobby Kendall), obsesionado por su increíble belleza, y dedicado a la dura vida de las calles y la prostitución, utiliza su pequeño apartamento como instrumento de viaje para sus fantasías.
De esta manera, entre las visitas de su cliente, observamos cómo se recrea en sí mismo través de elaboradas historias fantásticas, en las que su narcisismo le llega a convertirse siempre en el personaje central de cada una de ellas. Entre ellas se imagina como un torero, el bailarín de un harem, una ninfa en comunicación con la naturaleza, o un emperador romano decidiendo la suerte de un esclavo.
La vivacidad de sus fantasías nos revela como su narcisismo es su mayor trampa, ya que acaba por reinventarse como cliente de si mismo: y también logra hacernos ver el enorme contraste de la belleza de sus fantasías con los tonos oscuros de su realidad.
 
CURIOSIDADES
Considerada todo un clásico del género gay Underground, “Pink Narcissus” fue producida en el interior del pequeño apartamento neoyorquino de James Bidgood durante un periodo de siete años.
Este utilizó película de 8 mm para su rodaje. Más concretamente desde el año 1963 hasta el año de 1970. Solo hay una escena, la climática escena final, que fue rodada en otro lugar, más concretamente otro apartamento diáfano en Manhattan.
Después de siete años de incesante producción, la película estrenada sin consentimiento del director en el año 1971, debido mayormente a la exasperación de aquellos que la financiaban (que estaban hartos del perfeccionismo del director). Esto no fue lo único negativo, sino que además su creador la encontraba inconclusa, debido que había escenas adicionales que él consideraba necesarias para completarlas (recordemos que el film dura poco más de una hora).
Fue por estos motivos que James Bidgood decidió aparecería como “Anónimo” en los créditos finales. La película era un proyecto visual, por lo que no existía un guion escrito, pero Bidgood si había creado un guion gráfico, que destruyó al contemplar el resultado final.
Al no querer ser reflejado como el creador de la película se dispararon los rumores sobre quién estaba tras el acreditado “Anónimo”. La inmensa mayoría de estos señalaron a Andy Warhol, sobre todo considerando la estética. Fue a mediado de la década de los noventa cuando el escritor Bruce Benderson, que estaba obsesionado con la película, comenzó su propia investigación para localizar al verdadero creador, y a base de diferentes fuentes y pistas logró descubrir que se trataba de James Bidgood.
 
LO MEJOR
Creo que definiría esta película como la manera en la que el egocentrismo nos hace iniciar un viaje, que culmina transformándonos en aquello que más detestamos. Sin duda es una película complicada de juzgar, así como se trata de una película inusual, que además ha sido tildada de incompleta por su creador.
Siempre me ocurre lo mismo cada vez que la veo (unas cinco veces), comienza enganchándome por su estética simbolismo y uso de la música, pero a la media hora, siempre observo como voy perdiendo interés y se va volviendo monótona y aburrida.
Sin embargo, aquí escribo sobre lo que me ha gustado, y hubo muchos aspectos del film que me parecieron originales, imaginativos, y sin duda alguna artísticos.
El uso de los tonos lavanda y colores brillantes, mostrados durante las fantasías de Kendall, contrasta de una manera efectiva con los tonos grises y negros de su mundo real. Esto crea el simbolismo más remarcado e importante de toda la película, y también me encantó el uso del teléfono como barrera entre un mundo y el otro. Hay otros ejemplos del mencionado simbolismo que me parecieron formidables. Entre ellos Kendall aplastando su propia inocencia, en forma de mariposa, el sexo prostituido como urinarios, o la manera en la que el narcisismo acaba atrapando a aquel que sufre del mismo.
Y es que la secuencia de fantasías siguen un ciclo concreto, desde la inocencia, hasta la caída del creador de las fantasías, que acaba convertido en aquello que más detesta (cliente de chaperos). La música acompaña esta evolución de una manera igualmente efectiva y la película, al contrario de la opinión de muchos, resulta fácil de interpretar.
Hay otras cosas que hay que elogiar. James Bidgood hace un uso de la cámara, particularmente la iluminación, excepcional para intensificar la belleza de Kendall, y esto lo podemos ver en particulares planos espectaculares. También hay que reconocer la osadía de Bidgood a la hora de crear un drama erótico en esa franja de tiempo, aunque quizás esto fuera lo que provocase lo limitado de su distribución.
 
LO PEOR
Muchos aluden que las personas que no han sabido apreciar la película, no han sabido interpretar el elaborado uso del simbolismo por parte de Bidgood. No puedo estar de acuerdo en absoluto con esta afirmación, que además encuentro pretenciosa.
El problema que encuentro con esta película es el ritmo, y no la capacidad interpretativa del espectador. Creo que cuando se crea un film carente de dialogo, y que requiere de la constante atención del espectador. Aunque el uso del simbolismo es elogiable, su uso tiende a ser en ocasiones bastante repetitivo y carente de aportes adicionales; y la estética (juzgada por algunos como rococó) puede llegar a ser bastante cargante también. Encuentro que hay muchas escenas que sobran, pues si fueran eliminadas, no dañarían de ninguna manera el hilo narrativo (que al contrario de lo que muchos piensen está siempre presente). Esto me parece peculiar considerando que Bidgood pretendía realizar escenas adicionales a los setenta y un minutos del film.
Al final todo esto provoca que la película caiga en lo monotemático del propio narcisismo, y que lo que había empezado como una idea original e interesante, acabe por tornarse en algo aburrido y repetitivo. Por estos motivos le doy a la película un aprobado justo, lo cual me parece algo más equitativo (desde mi punto de vista personal), ya que solo he conocido gente que ha odiado o adorado la película.
 
MI CALIFICACIÓN
5/10

3 comentarios:

  1. ¡¡ ESTA SI LA CONOZCO !!
    REALMENTE ES UN CLASICO, PERO PARA MI NO ES UNA PELICULA AL USO, ES MAS UN ENSAYO O ALGO EXPERIMENTAL, A MI LA PELICULA ME PARECE ABURRIDA, DICHO ESTO NADIE PUEDE QUITARLE LA IMPORTANCIA QUE TUVO EN SU MOMENTO EN CUANTO A ICONO GAY Y SOBRE TODO EN SU INFLUENCIA EN UN DETERMINADO TIPO DE ESTETICA, DE LA QUE HAN BEBIDO Y SIGUEN BEBIENDO MUCHOS ARTISTAS Y FOTOGRAFOS.(PIERRE ET GUILLES, LA CHAPELLE...), MARCO UN HITO,E INCLUSO ALGUNAS ESCENAS DEL QUERELLE DE FASSBINDER ME RECUERDAN A ESE CLIMA ONIRICO QUE CREO BIGGOOD PARA LA PELICULA.
    ES UNA MARAVILLA VISUAL,MENTE HABLANDO...CINEMATOGRAFICAMENTE...ES OTRO TEMA MUY DISTINTO.

    ¡¡UYY QUE PROFUNDA ME HE PUESTO !!!

    ResponderEliminar
  2. Bueno, PINK NARCISSUS pertenece a esa época, tan odiada por la crítica seria, del underground neoyorkino. Aquella donde los directores que se acogieron a este movimiento (si lo llamamos así) se saltaron las normas a la torera, dirigían más por intuición o necesidad (económica) que siguiendo las reglas... También la mayoría de aquellos directores se vieron así mismos como "artistas", y sus películas pretendían en muchas ocasiones ser como "obras de arte". El tiempo narrativo no tiene por qué existir, los actores no han de ser profesionales, las historias no tienen por qué tener coherencia, etc, etc...
    El caso de Paul Morrissey, siempre tan cascarrabias, siempre echando pestes de la Factory, el underground y demás... es un caso aparte que daría mucho de qué hablar...

    Ah, a mí PINK NARCISSUS me encanta...

    ResponderEliminar
  3. A mi me gusta, me parece que ante todo es distinta y por tanto original, es casi como un cuento metaforico sin apenas dialogos, solo con musica de fondo como el cine mudo, toda una experimentacion vizual, es extraña casi irreal, fantasiosa y enormemente colorista, realizada con pocos medios pero lograda, como un sueño erotico y terriblemente sensual, una descarada y maravillosa estetica de los 70, un conjunto en si enormemente plastico y vizual, una recreacion de cuerpos masculinos casi adolescentes, morbosa por momentos, creo que es una joya de una decada y un momento muy concreto, y etoy completamente de acuerdo en que es la tipica pelicula adorada u odiada, yo me quedo y me encuentro entre los primeros.

    ResponderEliminar